Firewall, una protección en la red

Firewall, una protección en la red

Los ataques en internet son un hecho con el que hemos aprendido a convivir con el paso de los años. Y es que después de la llegada del internet, a finales de los años 80’s, el firewall o cortafuegos es uno de los primeros sistemas de seguridad que han surgido.

Un cortafuegos, impide el acceso a sistemas externos sin autorización a un dispositivo conectado a la red. Es decir, bloquea la entrada de programas sin permiso a un ordenador o dispositivo y restringe su comunicación a internet.

En un principio, esta herramienta se instala en casi todas las organizaciones para evitar que se filtre información confidencial y relevante. Por lo que, a día de hoy, planificar la seguridad informática en la empresa requiere de un alto rendimiento.

Asimismo, si tienes interés en aprender más a fondo sobre el firewall, recuerda acceder a nuestro curso de Planificación de la seguridad informática en la empresa, certificado por el SEPE, totalmente gratis y online.

Firewall o Antivirus

Primeramente, un cortafuegos o firewall no es un antivirus, éste último protege de las amenazas que se propagan entre equipos, en internet o a través de otros medios vulnerados. El firewall, en sí, vigila y detecta todo aquello que circula en la red externa separándolo de una red interna.

Cabe destacar que, un cortafuegos por si solo no puede defender un dispositivo. Sí un virus entra en tu ordenador, por ejemplo, necesitas tener instalado una protección antivirus para este tipo de ataques.

No obstante, estar conectado a internet puede convertirnos en víctimas potenciales. El objetivo de los atacantes puede estar ligado a suplantaciones de identidad para realizar fraudes, extraer información, entre otras actividades que realizan en segundo plano.

En este sentido, comprendiendo mejor su funcionamiento, el firewall actúa de tal manera que los atacantes no puedan tener acceso a un dispositivo y refuerza la protección de la red, ya sea en el ámbito particular o de grandes organizaciones.

Tipos

Existen dos tipos de firewalls en la actualidad, todos ellos con un mismo propósito pero en diferentes formas. Externos o de hardware e Internos o de software.

  • Hardware: Estos pueden ser aparatos físicos que están conectados entre internet y el equipo. Es decir, se antepone entre la red interna y la red externa, analizando todo el tráfico proveniente del exterior y defendiéndolo en caso de ser necesario antes de un posible ataque. Quiere decir que no sería el equipo el que está conectado a internet sino el cortafuegos.
  • Software: Se instalan directamente en el equipo y supervisa todo aquello que circula en la red interna, la mayoría de programas malignos acceden gracias a vulnerabilidades en la seguridad de este tipo de redes. Normalmente suele formar parte del sistema operativo, como en Windows Defender o Apple Firewall.

En la actualidad suelen haber noticias sobre diversos ataques de red, algo que lamentablemente, cada vez parece más común. Pero, con el avance de la tecnología surgen maneras de proteger tu red doméstica o empresarial. Es importante reforzar la seguridad de los equipos, y a su vez, entender los riesgos que pueden existir en internet para prevenirlos.

Coméntanos, ¿alguna vez has recibido una alerta de tu firewall o de tu antivirus? 🚀 En ambos casos no olvides mantenerlos actualizados. 👇

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *