Calidad de producto y servicio: Cómo mejorarlo

Calidad de producto y servicio: Cómo mejorarlo

En un mercado donde el cliente es el rey, el nivel de calidad adquiere cada vez más importancia. Ellos son quienes estarán dispuestos a pagar por los bienes y servicios que las empresas ofrecen, por lo tanto, deben centrarse en garantizar la satisfacción a través de la calidad de producto y servicio.

Cursos gratis online

Principalmente, han de concentrar sus esfuerzos en implementar estrategias de mejoras continuas que permitan que los productos y servicios cumplan con estándares de calidad. Algo, que por supuesto es viable mediante una planificación de controles y acciones correctoras que eviten fallos desfavorables para la organización.

Calidad de producto y servicio

La calidad, en este caso, no es más que el valor que le otorgan los consumidores a un producto o un servicio cuando se cumple con sus expectativas implícita o explícitamente. Podemos destacar dos formas en términos de ventas:

  • Calidad del servicio: Se puede decir que la misma se produce cuando se igualan o superan las expectativas de los clientes tanto internos como externos.
  • Calidad del producto: Mientras que esta se trata de una percepción mental o un punto de vista del consumidor, en conformidad con el producto y las capacidades que este puede tener.

Mejorar la calidad de los productos y servicios es primordial para las organizaciones. En un entorno competitivo, es probable que de ello dependa el resultado final en términos de ventas, por lo que comprender su importancia, es una tarea para poder implementarlo. Te compartimos algunas maneras para lograrlo:

Importancia en la calidad de producto y servicio

Si el cliente es el rey, la confianza lo es todo

Una empresa que no es capaz de generar confianza ante sus usuarios está sentenciada al fracaso. Si la reputación no es coherente con los valores que como empresa pretende transmitir, es posible que esté perdiendo ventas potenciales. Y es que, como marca, esto tiende a suceder cuando no existe la capacidad de generar una conexión profunda con los clientes.

En este sentido, para intentar mejorarlo, es ideal que los productos o servicios sean de alta calidad, así mejorará la percepción de los consumidores al respecto. Otra forma, por supuesto es aprovechar el contacto con el cliente para conectarlo con la marca, puede ser mediante boletines, publicaciones en redes sociales, mostrando las actividades de la empresa.

Cuidado de la estética

No solo tiene que ser la estética del producto en sí, sino también la estética de la empresa o local. Si un producto sabe y huele bien, cautivará mayormente a los clientes. Lo mismo pasa en el sector servicio, si lo que le rodea al usuario es visualmente bien, marcará la diferencia y potenciará las ventas.

Investigar es una clave importante

Producir productos o vender servicios de alta calidad es una tarea ardua. Por lo que mientras más tiempo y dinero se invierta en perfeccionarlos antes de salir al mercado, disminuirá percepciones negativas o devoluciones de los clientes. Una empresa que centra sus esfuerzos en complacer a los clientes como primer objetivo, garantizara que estos repitan el proceso de compra.

Todo esto se puede lograr mediante encuestas de satisfacción en pruebas iniciales, o mediante grupos de investigación. De esta manera la empresa puede conocer la experiencia inicial o lo que transmite a los clientes, y preparar mejoras.

Garantiza la calidad de producto y servicio

Sistema de gestión de calidad

Los sistemas de gestión de la calidad son un conjunto de técnicas comerciales que se basan en la planificación y puesta en marcha de acciones y criterios de calidad que permitan la entrega de un producto o servicio. Estos sistemas incluyen directrices con principios que permiten el control y la preparación adecuada de un producto antes de ponerlo en venta basándose en evidencias.

Estrategias de calidad de producto y servicio

Como lo hemos mencionado antes, es importante preparar estratégicamente el producto final. Es necesario establecer una guía que comprenda desde las características y lo que la empresa quiere transmitir con el bien en cuestión, hasta considerar la competencia, objetivos comerciales, cómo está el mercado y el público final.

Escucha activa y pruebas

Transformar cualquier opinión de los clientes para implementar mejoras en los productos o servicios, es un plus. Si lo que pretendes es satisfacer sus necesidades, no hay que tener temor en conocer qué es lo que realmente piensa. De la misma manera, es completamente ideal probar la forma en que se presta un servicio o el producto que se quiere vender, así anticipadamente se puede reaccionar y solventar los cambios necesarios antes de lanzarlo al mercado.

Formación homologada

Curso online gratuito sobre calidad de productos y servicios

Si llegaste hasta aquí, seguramente tienes interés en aprender más sobre la gestión de calidad y satisfacción de los clientes. Te recomendamos nuestro curso online gratis de Estrategias de servicios: calidad y orientación al cliente. En este curso podrás aprender a identificar las estrategias orientadas a la mejora de la atención, comunicación y servicio al cliente, siendo capaz aplicar los programas de calidad en el servicio y medir la satisfacción del cliente.

¿A qué esperas? 👨‍🏫 ¡Destácate ahora! ✅

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *