Transferencia de ficheros: Seguridad en los datos

Transferencia de ficheros: Seguridad en los datos

En la actualidad, con el auge de las nuevas tecnologías y el desarrollo en el mundo digital, es muy importante mantener los datos seguros. Por lo que una de las opciones más correctas para hacerlo es mediante un servidor FTP o Protocolo de transferencia de ficheros. Se trata de un método para comunicarse e intercambiar ficheros entre ordenadores conectadas a una red TCP / IP (Protocolo de control de transmisión / Protocolo de Internet).

¿Qué es la Transferencia de Ficheros FTP?

El FTP, conocido en inglés cómo “file transfer protocol”, es un protocolo para trasmitir archivos entre ordenadores. Aquellos usuarios a los que se les concede un permiso de acceso pueden recibir y transferir datos en el servidor de protocolo de transferencia de archivos. Por general, se utiliza para manejar una gran cantidad de archivos de manera segura y cómoda, por ejemplo cuando se realizan cambios en una página web.

En una transmisión FTP, el ordenador del usuario final se le llama host local, mientras que al ordenador involucrado en el FTP es el host remoto. Normalmente el remoto suele ser un servidor. Es necesario que ambos ordenadores estén conectados a una red y configurados para poder transferir los ficheros mediante el FTP. Asimismo los servidores deben estar correctamente operativos para ejecutar el servicio de FTP y el cliente debe tener el programa apropiado para poder acceder a los archivos.

Funciones de la Transferencia de Ficheros FTP

Probablemente, si estás leyendo esto, hayas escuchado antes sobre el protocolo FTP. Cuando se envían archivos mediante FTP, los archivos se suben/descargan en el servidor FTP. Lo que ocurre es que mientras se están subiendo los archivos, éstos se transfieren desde un ordenador personal a un servidor. Mientras que cuando se descargan los archivos, los mismos se transmiten desde el servidor a una ordenador personal mediante el TCP / IP, que es el idioma que utiliza internet para ejecutar comandos y realizar la transferencia de ficheros en este caso.

Existen dos canales de comunicación para establecer una conexión en FTP. Uno es el canal de comando que inicia la instrucción y la respuesta, y el otro es el canal de datos, que es donde se da la distribución de los datos. En este sentido, se puede decir que para una transferencia mediante FTP, el usuario debe poseer una dirección del servidor. Por ejemplo “ftp.nombredelaempresa.net”, aunque a veces puede ser una dirección numérica, como “21.456.985.95”, y proceder de la siguiente manera:

  • El usuario inicia sesión en un servidor FTP, aunque existen algunos servidores que poseen su contenido sin necesidad de iniciar sesión, se conoce como FTP anónimo.
  • El host local inicia una “conversación” con el host remoto cuando el usuario intenta descargar un archivo.
  • A través del FTP, el host local puede subir, descargar, eliminar, renombrar, mover y copiar ficheros en el servidor.

Asimismo, para poder obtener o transferir un archivo, el usuario autorizado tendrá que usar el protocolo para poder solicitar crear cambios en el servidor. Y de esta forma, el servidor otorga el acceso. Este tipo de sesión se conoce como modo activo de conexión. Puede ocurrir que si existe una cortafuegos que protege el equipo del usuario, existan problemas, pues un firewall por lo general no permite sesiones no autorizadas externas.

Por otra parte, existe el modo pasivo, que es el que se utiliza cuando ocurren este tipo de problemas. Bajo esta modalidad, el usuario establecer el comando y el canal de datos. Solicitando al servidor que escuche y no que intente crear una conexión con el usuario.

Seguridad en la Transferencia

Sin duda, el mayor beneficio que posee utilizar servidores con FTP, es su nivel de seguridad. Cuando se envían datos, especialmente si los mismos son confidenciales. Es probable que exista la preocupación de que agentes externos puedan interceptar los archivos que se transfieren. O bien puede preocupar que las los archivos puedan estar sujetos a virus o malwares.

No obstante, mientras se utiliza un FTP, el proveedor experto, es el responsable de brindar la seguridad que necesita para mantener en resguardo los datos. Estos archivos están encriptados cuando están en tránsito con protocolos FTPS y SFTP adicionales, ambos protocolos de seguridad, por lo que no caerán en las manos equivocadas.

Formación Homologada

¿Te gustaría aprender más sobre las tecnologías informáticas? Te invitamos a realizar nuestro curso online gratis de Alfabetización Informática: Internet. En el que al finalizar el curso el alumno será capaz de realizar operaciones básicas de lectura y escritura informática, utilizando los servicios y protocolos propios de una red Intranet/Internet: world wide web, correo electrónico, foros de discusión y charlas.

¡Solicita más información! 📚 ¿A qué esperas? 🚩 Déjanos tu comentario para saber más 👇

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 comentarios