CONSEJOS: ESTUDIAR DESDE CASA

CONSEJOS: ESTUDIAR DESDE CASA

A pesar de que muchas Comunidades Autónomas de España ya se encuentran en la fase dos de la desescalada son muchos los alumnos que se ven obligados a realizar los exámenes de fin de curso desde sus hogares. Puesto esto te indicamos 10 consejos para estudiar desde casa.

La situación ocasionada por la crisis del coronavirus ha obligado a la inmensa mayoría de estudiantes del país a continuar con sus labores académicas desde casa. Por lo que, la mayoría de los alumnos de estudios superiores se ven obligados a realizar los exámenes de fin de curso desde sus hogares.

Todo esto, puede ocasionar un nivel de estrés elevado, sobretodo en aquellas personas que tienden a ser menos productivas o a distraerse más dentro de sus hogares. Desde Fórmate entendemos que esto puede ocasionar una gran complicación para el avance de los estudios de mucha gente, y por eso, queremos aportar algunos consejos para estudiar desde casa de forma efectiva y eficaz.

1. Márcate horarios

Muchos docentes y psicólogos concuerdan en que es importante ponerse horarios como si se tratara de unas clases presenciales, marcando unas horas de inicio y final del tiempo de estudio. Esto ayudará a ver la progresión que se va haciendo día a día. Si por el contrario, no existe una rutina de estudio y cada día se hace de una forma diferente, será más complicado ver un avance y esto puede acabar desmotivando. Si se delimita una franja horaria, podrás ser mucho más productivo y tendrás más tiempo libre.

2. Establece tiempo de descanso

Es casi tan importante marcar los horarios de estudio como los de descanso. Como si se tratara de una jornada de estudio presencial, es importante marcar los tiempos de recreo.

Este es otro consejos estudiar desde casa. Te permitirá recuperar fuerzas, despejar la mente y volver al estudio sin perder el ritmo. Es recomendable fijar el número de pausas que harás a lo largo del tiempo de estudio y de cuánto tiempo serán, lo aconsejable es que no sean más de 15 minutos de descanso para que no se vea perjudicada la capacidad de concentración.

3. Evita las distracciones

Uno de los mayores motivos por los que los estudiantes acuden a lugares específicos de estudio como las bibliotecas, es porque en sus casan suelen distraerse como mucha más facilidad. Dadas las circunstancias, estudiar desde casa ya no es una opción, por lo que te recomendamos que para evitar distracciones intentes desviar tu atención de los dispositivos electrónicos: el móvil, la televisión, Netflix, o cualquier otra plataforma que pueda ser motivo de distracción. 

4. Establece un espacio de estudio

Otro consejo estudiar desde casa es que establezcas un sitio y lo conviertas en un lugar de estudio particular. Es recomendable que tengas un espacio fijo, es decir, no cambiar de localización de estudio cada día. Por norma general, deberás escoger un espacio fijo, con buena iluminación y donde puedas estar tranquilo sin que nadie te moleste.

5. Toma la iniciativa

Estudiar de forma online no significa que estés solo. En los cursos online gratuitos de Fórmate, por ejemplo, el alumno tiene a su disposición el temario del curso, pero también cuenta con la opción de consultar con un docente y sus compañeros de curso cualquier duda relacionada con el contenido que se está dando. Por ello, es importante que participes en cualquier actividad interactiva que proponga tu escuela: foros de debate, webinars, clases online, etc. Todo esto te ayudará a resolver dudas, compartir opiniones sobre el temario y hará que el estudio sea mucho más agradable.

6. Intenta ser constante

En este caso, al no vernos obligados a una docencia de ámbito presencial, es mucho más complicado mantener la constancia, pero es importante que persistas e intentes hacer un poco cada día. Por esto es tan importante hacer una rutina de estudio. Si lo dejas todo para última hora, te costará mucho más estudiar y habrá consecuencias desfavorables para pasar el curso con éxito.

7. Informa a tu entorno de que no vas a estar disponible

Como dijimos anteriormente, es importante evitar distracciones, por lo que te aconsejamos que avises a tu entorno más cercano de que no vas a estar disponible en determinado horario a no ser que surja algo urgente. Es fundamental también que las personas con las que convivimos entiendan que aunque estemos en casa tenemos ciertas responsabilidades que hay que atender, y en una circunstancia como esta, es muy fácil que estos límites se vean perjudicados haciéndonos perder la concentración.

8. Haz un calendario de estudio

Al no acudir presencialmente a tu centro de estudios no contarás con unos horarios fijos por cada materia, ni con un docente que haga que te organices, por lo que, es importante que organices las tareas de estudio. Organizarte y ser ordenado hará que el estudio sea mucho más productivo y que aproveches mucho más el tiempo. Te recomendamos que elabores un calendario con las fechas clave de los exámenes y los trabajos que tengas que entregar por cada asignatura. Esto te ayudará a visualizar con más claridad cómo debes planificar y organizar el tiempo de estudio. 

También existen multitud de plataformas y aplicaciones que pueden ayudarte a planificar tu calendario de estudio: Google Calendar, Trello o Evernote son muchas de ellas. Pueden ayudarte a crear listas y organizar tus tareas, haciendo todo mucho más fácil.

9. No dejes todo para última hora

Parece una obviedad, pero en muchas ocasiones tendemos a posponer lo de estudiar lo más importante o hacer los trabajos más largos en el último momento por pereza. Para evitar una acumulación de trabajo, estrés y entregas de mala calidad es recomendable hacer las tareas más grandes e importantes poco a poco. Especialmente si lo que buscas es hacerlo lo mejor posible. Identifica la importancia de lo que debes hacer y cuánto tiempo deberás dedicarle, será una forma de asegurar que vas a sacar el trabajo de forma excelente sin agobiarte.

10. Date recompensas

Todos necesitamos un poco de motivación cuando estamos poniendo nuestros mayores esfuerzos en algo, especialmente cuando estamos estudiando, ya que es algo sumamente importante porque estamos invirtiendo en nuestro futuro. 

Cuando consigas terminar alguna tarea importante o difícil permítete una recompensa para celebrarlo. Aprovecha la ocasión para descansar algún día, comer o cocinar algo que te guste, ver una serie, una película o lo que te apetezca. Ten en cuenta que esto no tiene por qué restarse de tu tiempo de descanso, sencillamente es una recompensa por tu trabajo y para que te ayude a motivarte a seguir con el estudio.

Para terminar, tampoco nos podemos olvidar de que lo más indispensable para poder tener la mente despejada y rendir en la jornada de estudio es que lleves unos hábitos de vida saludables: 

  • Dormir entre 7 y 8 horas
  • Socializar con otras personas en tu tiempo libre 
  • No abuses de la cafeína y estimulantes similares, pueden provocar ansiedad e insomnio 
  • Consume alimentos ricos en proteínas para mejorar tu rendimiento mental 
  • Intenta ser entusiasta y tener una actitud positiva, el agobio y el estrés no te llevarán a ninguna parte

Si tienes en cuenta todas estas recomendaciones y pones todo de tu parte conseguirás lo que te propones. ¿Hay otra técnica de estudio que utilices o otros consejos para estudiar desde casa que conozcas y que se nos haya escapado? ¡Dínos en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.